Para prolongar la vida de tu joyería:

  • Límpiala de vez en cuando delicadamente con un paño de joyero, disponible en cualquier tienda de joyería.
  • Retira tu joyería antes de ducharte así como para ejercitarte o nadar.
  • Reduce el contacto con productos químicos como lociones, perfumes, sprays, etc.
  • Guárdala en un lugar seco y por separado para evitar que se enrede y dañe.
  • Evita dejar tu joyería en el baño, la humedad acelera el proceso de oxidación en los metales.
  • El cobre se oscurece con el tiempo ya que forma pátina. Sigue las instrucciones anteriores para mantener su brillo.

Super Care!

En el mercado existen productos pulidores de joyería, en caso que los llegases a usar, te recomendamos seas sumamente cuidadoso y usarlo solamente en las superficies metálicas, estos pulidores podrían dañar las piedras.